martes, 8 de mayo de 2012

Libros leídos 2012 - 19 - Cartas cruzadas - Markus Zusak

- Libros 1 al 10
- 11 - Noche de los enamorados - Félix Romeo
- 12 - Eterna - Guillermo del Toro y Chuck Hogan
- 13 - Shibumi - Trevanian
- 14 - Lejos del miedo - Virginia Pino Cózar
- 15 - Zombie Nation - David Wellington
- 16 - Nosotros - Yevgueni Zamiatin
- 17 - Despachos de guerra - Michael Herr
- 18 - El reino de los zombis - Len Barnhart
- 19 - Cartas cruzadas - Markus Zusak

edición en castellano

Conocí a Markus Zusak a través de La ladrona de libros. Un libro al que llegué de casualidad, y  que  me pareció un libro precioso y original. De esos que te emocionan y enganchan como pocos. De los
que recuerdas con agrado su primera lectura y las sensaciones que te produjo. Con esta tarjeta de presentación el australiano Zusak se convirtió en un autor al que tener en cuenta. Cartas cruzadas, anterior a La ladrona de libros,  y la segunda novela que le leo, tiene un registro diferente, aunque guarda ciertas similitudes en el estilo y está escrito de tal forma, que, sin darte cuenta, te atrapa en su narración y te transporta con su lectura. Es de esas novelas que hacen que uno se sienta bien.

Ed Kennedy es el protagonista de la novela. Esta es su tarjeta de presentación en las primeras páginas de Cartas Cruzadas:

"(Mi nombre completo es Ed Kennedy. Tengo diecinueve años. Soy taxista menor de edad. Soy uno más de los muchos jóvenes que se ven en este pueblo próximo a la ciudad, sin demasiadas perspectivas ni posibilidades. Aparte de eso, leo más libros de los que debería, soy pésimo en la cama y un desastre haciendo la declaración de la renta. Encantado de conoceros.)"

La novela comienza con una situación, rayana en el absurdo, que se provoca entre Ed y sus amigos y el atracador del banco en el que se encuentran. Ed protagonizara una heroica acción y saldrá en los  periódicos.

Tras ese suceso va a recibir un extraño sobre. Dentro hay un naipe, el as de diamantes y tres direcciones escritas junto con la hora apropiada para acudir a ellas. Tres direcciones que son  tres misiones distintas que cumplir. Este as va a ser el primero de una serie de cartas que recibiirá. Sin quererlo se ha convertido en un elegido, el mensajero (de ahí el título original de la novela de "I am the Messenger")

edición en inglés

Estos naipes recibidos, con complejos mensajes em clave, le van a llevar a convertirse en alguien que va a tener que luchar contra distintos tipos de maldad. Y enfrentarse a distintas y difíciles situaciones
para ayudar a personas que ya no pueden aguantar más injusticias de la vida como la soledad o el abuso.

Ed descubre que haciendo cosas buenas por los demás se siente mucho mejor consigo mismo (algo que deberíamos hacer todos). El problema es que, como todo en esta vida,  el hacer el bien tiene una contrapartida. Y Ed se va a ver envuelto en peligrosas e increíbles situaciones de las que va depender que viva o resulte herido.

Cartas cruzadas es una novela que transmite buen rollo. A mi este tipo de historias, en las que ves el lado bueno de las personas y la felicidad que sienten siempre me han gustado. Aunque me encanten los zombis, el terror y que se extinga la humanidad soy, en el fondo, un sentimental, y disfruto con ello ;)

Como novela es una curiosa historia, bien trenzada, con buenos personajes por lo que sientes afecto y empatía y que no deja de sorprender y provocarte una sonrisa de complicidad mientras la lees, todo ello con una buena parte de intriga y misterio. Seguro que es una de las novelas que coloco en mi top del año. En resumen... que estáis tardando en leerla si no lo habéis hecho ya ;)


un poker de ases, resolverlo es la tarea que tiene Ed


Estos son algunos fragmentos de la novela que me han gustado:

"Seguimos sentados.
Audrey y yo.
Y un malestar.
Escurriéndose entre los dos.
Al rato dice:
—Eres mi mejor amigo, Ed.
—Lo sé.
Se puede matar a un hombre con esas palabras.
Sin necesidad de pistola.
Sin necesidad de balas.
Solo palabras y una chica."


"Cuento con un compañero de choza. Se llama Doorman y tiene diecisiete años. Se sienta delante de la puerta mosquitera con el sol pintado sobre su pelaje negro. Sus ancianos ojos brillan. Sonríe. Se llama Doorman porque ya desde muy pequeño mostró afición por sentarse delante de la puerta. Lo hacía en casa de mis padres y lo hace ahora en la choza. Le gusta sentarse donde hace calor y no deja entrar a nadie. Principalmente por lo mucho que le cuesta moverse a causa de la edad. Es un cruce de rottweiler y pastor alemán y desprende un hedor imposible de eliminar. De hecho, creo que esa es la razón de que nadie, salvo mis amigos de timba, entre jamás en mi choza. En cuanto la
fetidez del perro les abofetea la cara, no hay nada que hacer. Nadie arriesga lo suficiente para alargar su visita y entrar. Incluso he intentado ponerle desodorante. Le he frotado generosamente bajo las axilas. Le he rociado el cuerpo con ese espray Norsca y solo he conseguido que apeste aún más. Durante esa época olía como un retrete escandinavo.
Era de mi padre, pero cuando el viejo murió hace seis meses, mi madre me lo pasó. Se hartó de que utilizara la parcela situada justo debajo de su tendedero.
(«¡Tiene todo el jardín a su disposición! —decía—. Pero ¿dónde lo hace? —Ella misma respondía a su pregunta—: Justo debajo del tendedero.»)
Así que cuando me marché de casa, me lo llevé.
A mi choza.
A su puerta.
Y es feliz.
Y yo también.
Es feliz cuando el sol irradia calor a través de la puerta mosquitera. Es feliz durmiendo allí, y se arrima hacia delante cuando intento cerrar la puerta de madera por la noche. En momentos así adoro a ese perro. Lo adoro de todas formas. Pero por Dios, cómo apesta.
Imagino que no tardará en morir. Lo espero como cabría esperar de un perro de diecisiete años. Ignoro cuál será mi reacción. El habrá aceptado su plácida muerte y se habrá replegado en sí mismo con total sigilo. Supongo que me sentaré junto a la puerta, me derrumbaré sobre él y lloraré desconsoladamente en la fetidez de su pelaje. Esperaré a que despierte pero no lo hará. Lo enterraré. Lo llevaré afuera sintiendo cómo su calor se torna en frío conforme el horizonte se deshilacha y cae en mi jardín trasero. Por el momento, de todas formas, está vivo. Y puedo verle respirar. Simplemente huele como si estuviera muerto."

"—Solo quiero —lo rompe— que seas alguien en la vida. —Camina despacio hasta los escalones del porche y dice—: Tienes que comprender algo, Ed.
—¿Qué?
Con cautela ahora, declara:
—Lo creas o no, hace falta mucho amor para odiarte así.
Intento comprenderlo."

"Sostengo el naipe y devuelvo el catálogo al mostrador.
Bernie está preocupado.
—¿Qué ocurre, Ed?
Le miro y digo:
—Deséeme suerte, Bernie. Deséeme fuerzas para hacer esto.
Salgo a la calle con el naipe todavía en la mano. Una vez fuera, me enfrento a la oscuridad y la incertidumbre de lo que ocurrirá a continuación.
Siento el miedo, pero camino deprisa hacia él."

10 comentarios:

Tatty dijo...

Tengo ganas de leer esta novela porque la anterior de este autor me encantó y de ésta he visto buenas críticas, a ver si puedo hacerme con ella

alcorze dijo...

Esta también está genial, Tatty. Yo creo que te gustará.

Meg dijo...

No he leido nada de él, vi otra reseña y no me llamó mucho, pero esta, y los fragmentos seleccionados me han gustado, puede que me anime a hacerme con él...Un beso!!

David Gómez (Bolzano) dijo...

Pues se la regalé a mi pareja y la tiene pendiente de lectura.
Leyendo tu reseña, quizás le encuentre un hueco, pues me gustan las novelas que te dejan buen rollo.

Saludos

Maria dijo...

Tal y como lo cuentas...¡apetece leerla! Tampoco he leído "La ladrona de libros". ¡Me has convencido por partida doble!

mientrasleo dijo...

Me has sorprendido muchísimo. No lo esperaba a la altura del primero, o al vez ha sido el título... pero no contaba con una opinión tan buena.
Lo buscaré
Besos

Vir dijo...

Siempre me han atraído las novelas "diferentes". Esta parece que lo es, tiene muy buena pinta, no conocía al autor... A mi lista de pendientes!!!

alcorze dijo...

Es un libro muy bonito, Vir.

Sonix dijo...

Los fragmentos me han gustado... pero creo que leeré antes "La ladrona de libros" entonces. ;)

alcorze dijo...

A mí me gustó mucho el de La ladrona. Ya contarás ;)